Consejos

Papel de baja calidad una fuente de problemas de impresión

El papel es el soporte, la base de una buena impresión. Muchas veces estamos tentados de ahorrar en el gasto de papel para reducir costes pero no merece la pena.

Los problemas que origina el papel de baja calidad, además de la imagen de tu empresa son:

  • Suele tener un gramaje muy bajo, esto supone problemas de atascos de papel en tu impresora interrumpiendo el flujo de trabajo y pérdida de tiempo y dinero
  • Los caracteres impresos suelen tener sombras, dando problemas de lectura e incluso a veces no poder leer sin marearnos.
  • Como no es muy rígido, no es estable durante la impresión haciendo que las imágenes y los textos salgan torcidos y tendremos que tirar la impresión, mas gasto de tiempo y dinero.
  • El papel de baja calidad no absorbe adecuadamente la tinta o el tóner, por lo que serán frecuentes los caracteres distorsionados o con sombras. En algunos casos, menos frecuentes, el papel puede no absorber absolutamente nada de tinta mostrando solo un manchado y causando problemas en la impresora.

Para optimizar el entorno de trabajo y conseguir la impresión más eficiente es fundamental apostar por un papel de calidad que garantiza el mejor resultado.

Regresar a la lista

Deja una respuesta