Consejos

Como ahorrar tinta al imprimir en 10 pasos

Si estas leyendo estas lineas es porque tu consumo de «tinta», ya sea en cartuchos o en toner, es muy grande y con ello los gastos no paran de subir, desde Tinta y Toner Baratos os proponemos un decálogo para ahorrar tinta y que vuestra tinta os dure mucho mas tiempo.

1 – Solo debes imprimir el texto y las hojas que necesites

El consejo mas trivial, pero es que muchas veces no nos damos cuenta y de un documento que necesitamos un párrafo, imprimimos todas las paginas. Ahora con los los nuevos procesadores de texto podemos imprimir un rango de paginas o incluso un párrafo en particular.

Por suerte para los usuarios, hay programas y aplicaciones gratuitas para imprimir lo más importante de las páginas web y dejar al margen lo que sobra. PrintWhatYouLike es una herramienta online que depura los sites para que la impresión sea más económica y ecológica.

CleverPrint es otra alternativa, pero es un programa de pago que hay que descargar e instalar y que funciona como un asistente de impresión. Desde su interfaz se puede configurar hasta el más mínimo detalle, como agrupar varias páginas en una, eliminar bordes y márgenes o suprimir gráficos e imágenes.

PrintFriendy es otra aplicación web totalmente gratuita. El usuario tiene que introducir una dirección URL y el programa devolverá una versión más ecológica, aunque también más austera. 

2 – Elige la fuente adecuada

Como sabemos, el mundo de las fuentes es amplio y muy rico. Existen miles de tipografías distintas y no todas tienen las mismas propiedades. Por ejemplo, hay tipografías de palo seco, tipografías con serifa, de estilo antiguo, fantasía, etc. Cada una tiene sus características y, para el asunto que nos ocupa hoy, lo más importante es el peso de cada letra.

Entendemos por peso (light, regular o bold) las variables que afectan al trazo de un caracter. Los usuarios habitualmente utilizamos las fuentes más comunes, como Arial (una evolución de la Helvética) o Times New Roman, pero existen muchas otras que nos pueden ayudar a ahorrar tinta.

No todas las fuentes de texto gastan la misma tinta. Algunas tipografías permiten ahorrar tinta gracias a que tienen un diseño más estilizado. En 2014, un estudiante norteamericano demostró que al cambiar la fuente de los escritos de su colegio de Times New Roman a Garamond se podía reducir el consumo de tinta un 24%, lo que resulta un ahorro de 21.000 dólares (unos 18.600 euros) al año.

Cambiar la fuente de texto puede contribuir al ahorro de tinta. Además de la fuente Garamond, usada en el experimento del estudiante norteamericano, hay más fuentes que pueden ayudar a reducir el gasto de tinta. Son estas:

  • Ryman Eco. Una fuente “sostenible” (según sus creadores) ideada por una marca de material de papelería de Reino Unido. Gracias a un diseño a base de líneas muy finas, esta fuente de texto puede llegar a usar un 33% menos de tinta que otra tipografía estándar, y sin perder legibilidad. La podemos descargar gratis aquí.
  • Ecofont Sans. Los caracteres de esta fuente de texto contienen pequeños agujeros que permiten ahorrar tinta, pero que no molestan a la hora de leer el texto. Además, sus creadores han desarrollado también el software Ecofont, con el que es posible introducir también esos agujeritos en tipografías estándar como Arial, Verdana o Times New Roman.
  • Courier. Courier es una tipografía de toda la vida, muy usada, con una gran legibilidad y que, gracias a su diseño fino, consume poca tinta. Su estilo un poco retro quizás no es el más adecuado para ciertos documentos, pero eso precisamente lo que la hace tan apropiada: fue diseñada para ahorrar tinta en las máquinas de escribir.
  • Century Gothic. De nuevo, una tipografía clásica que puede ayudar a ahorrar tinta, gracias a un diseño pensado para máxima legibilidad y mínimo consumo de tinta. Su única desventaja es que, al ser un poco más ancha que otras fuentes de texto, puede acabar consumiendo más papel.
  • Brush Script. Aunque parezca extraño, teniendo en cuenta su diseño recargado, esta tipografía gasta menos tinta que la Times New Roman. Puede no ser muy popular (y tampoco muy legible), pero si se busca dar un toque original a un logo o titular sin gastar mucha tinta, es una buena opción.

3 – Imprimir solo en negro o escala de grises

Muchas veces por descuido o desconocimiento, las personas dejan habilitado el modo de impresión a color. Esto significa que cuando imprimen un documento que incluye texto e imágenes a color, se utiliza el cartucho del color gastando  más tinta de la necesaria. Incluso si solo se trata de un documento con texto e imágenes en blanco y negro, algunas impresoras de forma automática combina ambos cartuchos, el de color y el negro, para realizar la impresión del documento.

Si queremos imprimir una factura, un flyer o cualquier otro documento que acabará en las manos de un cliente o del público, hacerlo en color puede tener sentido. Para todo lo demás, lo más recomendable para ahorrar tinta es seleccionar el modo de impresión en escala de grises.

4 – Configura bien las opciones de impresión

Las impresoras salen de fábrica con un objetivo bien claro: imprimir en alta calidad gastando la mayor cantidad de tinta posible. En su interior, sin embargo, yacen opciones para gastar menos tinta y tóner. Los manuales suelen contar bien poco acerca de estas opciones, pero están ahí, aguardando a que alguien las use.

Haz clic en el menú Inicio y luego en Dispositivos e impresoras. ¿Ves tu impresora? Haz doble-clic sobre ella y elige Ajustar las opciones de impresión.

Lo que verás varía de impresora a impresora, pero casi siempre encontrarás las siguientes opciones:

  • Calidad de impresión: hay que elegir “Borrador” o “Baja”
  • Resolución: se mide en DPI. Cuanto más baja, menos tinta usas
  • Imprimir texto en negro: ideal para ahorrar color
  • Ahorro de tóner / cartucho: hay que dejarlo activado

Estas opciones solo aparecen si usas los controladores oficiales de la impresora. Si por alguna razón tu impresora carece de un modo de ahorro de tinta o el que existe no te satisface, puedes usar InkSaver o EcoPrint2, que hace de mediador entre la impresora y el controlador.

5 – Debemos dejar la impresora siempre encendida

Sobre todo si se trata de una impresora de inyección de tinta (inkjet), debemos dejarla encendida porque nos servirá para mantener los cabezales limpios durante más tiempo. Estas impresoras cuentan con chequeo automático que impiden que los cartuchos se sequen si estamos mucho tiempo sin usarla.

Debes saber que la impresora utiliza una pequeña cantidad de tinta durante la fase de inicio de impresión cada vez que se enciende el equipo. Aunque puede ser algo mínimo, sin duda que en el acumulado te puede ayudar a ahorrar tinta.

Si te preocupa el consumo debemos tener en cuenta que todas las impresoras relativamente modernas (15 años) cuentan con sistemas de standby, es decir, que aunque las dejemos encendidas el consumo eléctrico no va a ser un problema ya que entran en un modo de ahorro de energía cuyo consumo es irrisorio.

6 – Termina todas las impresiones

Una excelente forma de ahorrar dinero en tinta para la impresora. Además es bueno para cuidar el funcionamiento del equipo. Si terminas el proceso de impresión antes de que se complete, la cabeza de la impresora se verá obligada a parar en el lugar preciso dónde se ha detenido. Esta circunstancia puede provocar que la boquilla de la impresora se seque y la tinta se salga.

7 – Revisar los toner y cartuchos de impresión

Cuando la impresora nos avisa que el toner o el cartucho de tinta se está agotando no significa que sea hora de reemplazarlo. Lo más recomendable es retirar el cartucho y luego balancearlo de un lado a otro con suavidad; después hay que volver a colocarlo en la impresora. Al realizar esta sencilla tarea se consigue distribuir los últimos restos de la poca tinta que queda de tal manera que podemos conseguir algunas impresiones adicionales. Es posible volver a repetir el proceso tantas veces como sea necesario.

8 – El papel importa

El papel tiene que ver con el consumo de la tinta, un papel de poca calidad puede hacer que nuestra impresión no sea de calidad o que tengamos que modificar los ajustes de nuestra impresora para que gaste mas tinta para que se vea bien el documento impreso.

En el menú de configuración de la impresora esconde también trucos interesantes con los que se puede ahorrar papel. En el menú de impresión es posible encontrar opciones para imprimir en una sola hoja por las dos caras o, si el tamaño de letra lo permite, ajustar el texto para incluir dos páginas en una sola hoja.

9 – Ajustar el texto en el editor

Hay ciertos procesadores de texto, como Microsoft Word, que dejan reducir el texto en esos casos donde solo hay unas pocas líneas en una página, para poder ajustarlas en la página anterior. De esta forma se ahorra papel, sin perder calidad de impresión ni tener que hacer grandes modificaciones en el documento o el texto en sí.

10 – Elegir la mejor impresora, de acuerdo a nuestras necesidades

A la hora de comprar una impresora tenemos que tener varios aspectos en mente, además de la calidad de impresión debemos informarnos del gasto de tinta que genera. También es muy aconsejable comprobar si existen cartuchos compatibles para esa impresora y ver sus precios. También hay que elegir entre una impresora láser o de inyección de tinta. Las láser son mejores para grandes tiradas y los gastos de impresión en tinta es más reducido que en una de inyección de tinta, aunque éstas últimas ofrecen más calidad de impresión.

 

Si estás leyendo estos consejos es probable que el consumo de tinta de tu impresora sea algo que te preocupe. Si los cartuchos se agotan a los pocos meses de haberlos comprado y si tienes problemas con las impresiones, hay una alternativa a todos estos trucos: cambia la impresora.

Las impresoras, como casi todos los dispositivos electrónicos, cuanto más viejas, menos fiables. A veces un simple fallo en el hardware e incluso en el software puede tener consecuencias en el consumo de tinta. Por eso también es recomendable comprobar si el periférico está actualizado y si existen nuevos drivers oficiales en la página web del fabricante.

Los modelos modernos de impresoras son mucho más eficientes que los de antaño, además incluyen funciones de última generación que pueden ayudarnos en nuestro día a día, como la impresión inalámbrica. A los que acostumbran a imprimir en blanco y negro, quizás les interese comprar una láser, una alternativa que no sólo ayuda a ahorrar tinta al imprimir, también de tiempo. 

 

Regresar a la lista

Entradas relacionadas

Deja una respuesta